La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) autorizó para uso en personas mayores de 18 años con el virus, de leve a moderado, y al menos un factor de riesgo de desarrollar una enfermedad grave.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) de Reino Unido anunció este viernes 31 de diciembre que aprobó un tratamiento para la COVID-19 llamado Paxlovid (PF-07321332 y ritonavir).

En una nota de prensa, la MHRA informó que el tratamiento fue avalado después de que se comprobara que era seguro y eficaz a la hora de reducir el riesgo de hospitalización y muerte en personas con enfermedades leves a infección moderada por la COVID-19 y que tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave.

Según la MHRA, la aprobación es el resultado de una revisión rigurosa de la seguridad, calidad y eficacia del tratamiento realizada por parte del regulador, con el asesoramiento de expertos del organismo asesor científico independiente del Gobierno: la Comisión de Medicamentos Humanos.

La MHRA explicó que Paxlovid, desarrollado por el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer, “es un medicamento antiviral con una combinación de ingredientes activos, PF-07321332 y ritonavir, que actúa inhibiendo una proteasa necesaria para la replicación del virus”.

Esto evita que el virus se multiplique, manteniendo bajos sus niveles y ayudando al cuerpo a superar la infección viral, mientras que ritonavir retarda la descomposición en el cuerpo del segundo ingrediente, PF-07321332, aumentando así su eficacia.

Los dos principios activos de Paxlovid vienen en comprimidos separados, que se envasan y toman juntos dos veces al día vía oral, durante cinco días.

PF-07321332 es un nuevo antiviral, lo que significa que previamente no había sido aprobado para su uso comercial. Sin embargo, el ritonavir se ha utilizado junto con algunos medicamentos contra el VIH durante muchos años, para “potenciar” su actividad, que es similar a lo que hace con el PF-07321332.

La MHRA dijo que, en un ensayo clínico en adultos de alto riesgo, con infección sintomática por la COVID-19, un ciclo de tratamiento de cinco días con Paxlovid redujo en un 89% el riesgo de hospitalización y muerte relacionadas con la COVID-19, en un plazo de 28 días, en comparación con un grupo placebo, cuyo tratamiento se inició tres días después del comienzo de los síntomas.

El número de hospitalizaciones y muertes fue del 0,8%, tres de 389 en el grupo que fue tratado con Paxlovid, en comparación con el 7%, 27 de 385, en el grupo placebo.

“Se observaron resultados favorables y similares en pacientes cuando el tratamiento se inició en los cinco días posteriores al inicio de los síntomas”, señaló la MHRA.

Según los datos de los ensayos clínicos, Paxlovid es más eficaz cuando se toma durante las primeras etapas de la infección, por lo que la MHRA recomienda su uso lo antes posible y dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas.

Paxlovid se autorizó para su uso en personas mayores de 18 años que tienen una infección por la COVID-19 de leve a moderada y al menos un factor de riesgo de desarrollar una enfermedad grave, incluidos obesidad, edad avanzada, 60 años, diabetes mellitus o enfermedades cardíacas.

La MHRA indicó que es demasiado pronto para saber si la variante ómicron tiene algún impacto en la eficacia de Paxlovid, pero la agencia trabaja de manera proactiva con la empresa que lo desarrolló para determinar este posible impacto.

Fuente: aa.com.tr