La ley de equidad, cohesión y universalidad del SNS subraya el “carácter excepcional” del trasplante de órganos de donante fallecido y blinda que nadie pueda acceder a la lista de espera de trasplante pagando una contraprestación.

El anteproyecto de ley de equidad, cohesión y universalidad del SNS, impulsado por el Ministerio de Sanidad, ha iniciado el trámite de información pública y próximamente llegará al Congreso para recibir las aportaciones de los grupos parlamentarios. Más allá de las medidas más conocidas que recoge, el texto también incluye una nueva regulación sobre los trasplantes y donaciones.

La principal se refiere al reconocimiento del “carácter excepcional” del trasplante de órganos de donante fallecido (TODF). Debido a que este tipo de trasplante está subordinado “a la disponibilidad de órganos”, Sanidad propone habilitar el desarrollo reglamentario correspondiente “para establecer criterios de acceso a la lista de espera”.

Pese a los buenos datos de España en materia de trasplantes, apuntan que “existe un desequilibrio en la lista de espera» y que «hay pacientes que fallecen mientras esperan un órgano»

El objetivo de esta medida es, según cita el departamento que dirige Carolina Darias, “incrementar la igualdad efectiva en el acceso”. Exponen que se trata de una “necesidad”, ya expresada por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), los centros sanitarios y las coordinaciones autonómicas, de “disponer de criterios, objetivos y transparentes, de acceso establecidos en el SNS”.

En concreto, arguyen que pese a los buenos datos que registra España en materia de trasplante en comparación con otros países, actualmente “existe un desequilibrio en la lista de espera de trasplante, puesto que no se satisface toda la lista de espera y hay pacientes que fallecen mientras esperan un órgano”.

En esta línea, desde Sanidad descartan la posibilidad de “no hacer nada”. Subrayan, además, que “si no se produjera la modificación propuesta limitaría los requisitos a las personas extranjeras que no tienen residencia en nuestro país, lo que establecería desigualdades inaceptables hacia éstas”.

PAGO DE UNA CONTRAPRESTACIÓN

Por otra parte, la disposición final quinta propuesta en la nueva ley de Equidad recoge la acción “esencial” de consolidar en el ordenamiento jurídico español de que “ninguna persona podrá acceder a la lista de espera de trasplante mediante el pago de una contraprestación”.

De esta forma, el Ministerio de Sanidad cumple con los principios de donación y trasplante de órganos suscritos por España en diferentes documentos internacionales. En concreto, citan la Directiva 2011/24/UE del Parlamento europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2011, relativa a los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza y su normativa de desarrollo.

Fuente: Consalud.es