Según un estudio publicado en Springer Nature, que contó con 79 participantes, todos hombres

Una investigación sobre la resonancia magnética multiparamétrica ha demostrado que podría mejorar notablemente la precisión del diagnóstico de la función renal. Esta podría ser una herramienta muy útil para identificar cualquier lesión renal temprana, según este estudio financiado por la Fundación para Jóvenes Talentos en Educación Superior y la Fundación de Ciencias Naturales, ambas de la provincia de Guangdong, publicado por la editorial científica Springer Nature.

Como resultado han obtenido que el uso de la información multiparamétrica es beneficioso para comprender de manera integral las alteraciones de la corteza renal y la médula afectadas por la hiperuricemia desde diversas perspectivas. Igualmente, la combinación de diferentes parámetros de la resonancia magnética funcional podría mejorar en gran medida la precisión del diagnóstico y podría ser una herramienta prometedora para identificar una lesión renal en la fase temprana.

Participantes y análisis

En el estudio se incribieron setenta y nueve participantes, divididos en dos grupos, que seguían unos criterios de inclusión específicos. Entre ellos destaca que fueron todos hombres debido a que la hiperuricemia y la gota ocurren en estos de forma preeminente, causado por los efectos de los estrógenos. Los integrantes del análisis no tenían antecedentes de enfermedades renales, inluídos los tumores renales, glomerulonefritis y nefritis crónica, así como tampoco presentaban hipertensión, diabetes, hipertiroidismo ni ninguna otra enfermedad conocida que pudiera afectar los riñones en el pasado.

Para avanzar en el análisis, se emplearon tres enfoques distintos de resonancia magnética cuantitativa: imágenes de movimmiento incoherente intravoxel (IVIM), imágenes de tensor de difusión (DTI) e imágenes de resonancia magnética funcional dependiente del nivel de oxígeno en sangre (BOLD). Con estos tres enfoques se compararon la función renal tanto en pacientes con hiperuricemia persistente como en aquellos con los controles sanos, desde diferentes perspectivas.

Resultados de la investigación

Tras analizar los resultados, llegaron a la conclusión de que la unión de los diferentes parámetros de resonancia magnética funcional es más sensible para detectar las diferencias en la función renal entre los pacientes con hiperuricemia asintomática y aquellos con artritis gotosa.

También, como resultado del análisis, aseguran que podría ser un biomarcador prometedor para diagnosticar el daño renal temprano en pacientes con hiperuricemia.

Fuente: Redacción Médica