Según explica el Dr. Ramiro Cabello de la FJD, «el abordaje de la patología renal mediante la plataforma robótica, simplifica y mejora la precisión de la sutura y los procedimientos reconstructivos»

El Hospital Fundación Jiménez Díaz ha ampliado su programa de Cirugía Robótica en Urología al área de las cirugías renales.

De este modo, el hospital madrileño ha realizado con éxito sus primeras intervenciones. Se trata de dos pieloplastias robóticas (intervención que soluciona una obstrucción al flujo de orina desde el rinón al uréter al nivel de la unión pieloureteral) y una nefrectomía parcial (extirpación de un tumor renal preservando la función de la parte sana del parénquima).

​En este sentido, el jefe asociado del Servicio de Urología del centro, el Dr. Ramiro Cabello, comenta que «el abordaje de la patología renal mediante la plataforma robótica, simplifica y mejora la precisión de la sutura y los procedimientos reconstructivos». Además, la cirugía mínimamente invasiva reduce el tiempo de ingreso y la convalecencia del paciente, ya que la robótica simplifica los pasos quirúrgicos en comparación con la cirugía laparoscópica convencional.

Según informan desde la FJD, alrededor de 60 procedimientos de los que se realizan cada año en el departamento especializado en patología renal, podrían beneficiarse de la cirugía robótica. Es por esta razón que «el Programa de Cirugía Robótica del hospital en esta área contempla la revisión de los casos programados de patología renal y la selección de los más adecuados para realizar mediante este abordaje», informan desde el hospital madrileño.

Las primeras intervenciones se han llevado a cabo gracias a la plataforma Xi Da Vinci por el Dr. Cabello y su compañero de servicio, el Dr. Juan Ignacio Monzó

«En aquellos casos complejos, en los que de otra forma se plantearía la cirugía abierta, podremos valorar y ofrecer la realización del procedimiento robótico, añadiendo así las ventajas de la cirugía mínimamente invasiva a los resultados satisfactorios obtenidos en la intervención», sostiene el Dr. Cabello. Además, avanza que el servicio tiene prevista su utilización en linfadenectomías retroperitoneales, cirugía reconstructiva ureteral o cirugía del prolapso de órganos pélvicos, entre otros.

El médico subraya que, siempre y cuando sea posible, se debe priorizar el uso de la cirugía para el abordaje del tumor renal para extirpar la neoplasia del riñón y conservar la mayor parte del parénquima sano.

Las primeras intervenciones se han llevado a cabo gracias a la plataforma Xi Da Vinci por el Dr. Cabello y su compañero de servicio, el Dr. Juan Ignacio Monzó. Desde que se adquiriera este sistema para el Programa de Cirugía Robótica, el servicio de Urología «ha obtenido excelentes resultados en las intervenciones que ha llevado a cabo, sobre todo prostatectomía radical robótica y cistectomía radical robótica con derivación urinaria intracorpórea«, explica la Fundación Jiménez Díaz.

Fuente: Consalud