El Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias; ha informado, hoy, que el centro hospitalario ha superado los 600trasplantes de riñón.

A la presentación de los datos han asistido, José Blanco, responsable de la Coordinación de Trasplantes del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil; Ernesto Fernández, especialista en Nefrología y responsable del Equipo de Trasplante Renal; José Armas, jefe de Sección de Urología, y Ruperto Vega, enfermero responsable de la Coordinación de Trasplantes.

El Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, que realizó el primer trasplante renal de donante fallecido, en mayo del año 2007, ya ha superado los 600trasplantes renales, en concreto el centro ha realizado 606trasplantes de riñón, durante los últimos catorceaños.

En 2020, a pesar de la pandemia por COVID-19, gracias a estrictas medidas y protocolos de seguridad, el Complejo Hospitalario ha logrado mantener la actividad de años anteriores, con una cifra anual que está por encima de los 70 trasplantes de riñón.

El trasplante renal constituye, en la actualidad, el mejor tratamiento existente para la enfermedad renal crónica avanzada, patología de alta prevalencia en nuestro país, y en especial en nuestra Comunidad.

El Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil es centro de referencia para la provincia de Las Palmas.

La realización de los trasplantes es posible gracias a la coordinación de una extensa red de profesionales, con gran dedicación en el programa, que incluye a los servicios de Nefrologia, Urologia, Anestesia, Coordinación de Trasplantes, Cuidados Intensivos, Inmunología, Anatomía Patológica y otros muchos, profesionales de Enfermería, técnicos y soporte extrahospitalario. Además, de la implicación y coordinación de los centros de nuestra provincia y del resto de las islas.


En el transcurso de la presentación los responsables del Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil han destacado y agradecido la solidaridad de los donantes y sus familiares, ya que, de no ser así, la mejoría en la calidad de vida de estos 606 pacientes, que han recibido un trasplante de riñón, no hubiera sido posible.


 

Fuente: Cope.es