Un hombre se prepara para someterse a una intervención para extirparles los que posiblemente son los riñones más grandes del mundo: miden casi medio metro y siguen creciendo debido a una enfermedad. Son tan grandes que oprimen al resto de sus órganos y corre el riesgo de perder la vida.

El hombre se llama Warren Higgs, vive en Windsor (Reino Unido) y tiene 54 años. Sufre una enfermedad poliquística en los riñones que ha causado que crezcan a un tamaño de récord, según informa la cadena británica BBC.

Sus problemas comenzaron a los 35 años, cuando sufrió un paro cardiaco que dejó paralizado el lado derecho de su cuerpo. A ello se sumó la enfermedad poliquística, que hace cinco años comenzó a causar el crecimiento continuo de sus riñones.

«Están aplastando mi corazón»

«Están aplastando mis pulmones, mi estómago y ahora también aplastan mi corazón», ha declarado Higgs a la cadena británica. «Es horrible porque no puedo respirar, no me puedo mover, no puedo hacer nada».

La operación para extirparlos será en julio, y Higgs dependerá de por vida de una máquina de diálisis. El hombre ha emprendido una campaña para reunir fondos y conseguir un triciclo eléctrico adaptado que le permita moverse después de la intervención.


«No es un récord con el que quiera vivir, creedme, es horrible», ha asegurado el paciente. «Esta enfermedad se ha llevado mi vida».


 

Fuente: 20minutos.es