A lo largo de nuestra vida pasamos por ciertas circunstancias que provocan agotamiento mental y físico, ya que nos restan la energía necesaria para vivir el día a día con normalidad.

La situación a la que nos hemos enfrentado estos últimos meses a causa de la pandemia por Covid-19 ha generado muchas emociones en nosotros pero, sin duda, la principal consecuencia ha sido el cansancio mental, debido al nivel de estrés que generan la incertidumbre y las preocupaciones. Con la vuelta progresiva a la rutina, la falta de energía y el agotamiento mental van a seguir siendo muy comunes y debemos prepararnos para ello.

Evidencia

Un reciente estudio realizado por la Escuela de Deportes, Salud y Ciencias del Ejercicio de la Universidad de Bangor, en Reino Unido, mostró que el cansancio mental también afecta el rendimiento físico de una persona a tal punto que incluso las tareas o ejercicios más sencillos pueden llegar a sentirse más complicados.

¿Qué es el cansancio mental?

Es normal sentirse débil, mentalmente agotado y menos dinámico en alguna ocasión. En ocasiones, la fatiga física va  acompañada de la fatiga mental, y a la inversa. El cansancio físico puede ocurrir por una falta de sueño o por una falta de actividad física. Asimismo, la mala alimentación desemboca en una falta de vitaminas y minerales que hará que nuestro cuerpo se sienta más débil.

Por su parte, el cansancio mental se da por una sobrecarga de flujo de pensamiento. A su vez, esto desemboca en la producción de estrés que, con el tiempo, se convierte en un estado de ansiedad muy perjudicial para la salud mental. Las situaciones de tensión o el encadenamiento de problemas son los principales factores de este agotamiento que, en la mayoría de las ocasiones, se resuelve una vez que los problemas desaparecen.

En definitiva, pensar demasiado las cosas, crear problemas donde no los hay o hacer siempre caso a lo que nos dice nuestra cabeza, son los principales causantes de este agotamiento psicológico. Otros de los causantes son el sobrepeso, la falta de ejercicio y la mala alimentación.

Los síntomas del cansancio mental

Sea cual sea la causa, los síntomas de esta situación momentánea, que nunca hay que confundir con la enfermedad de la depresión, son las siguientes:

  • Dificultad para dormir.Es la pescadilla que se muerde la cola. La falta de sueño puede provocarnos cansancio mental que, a su vez, nos provoca insomnio.
  • Dificultad para mantener la concentración, lo que conlleva un bajo rendimiento en el trabajo y en el día a día en general.
  • Apatía y decaimiento.Si te notas más antipático y con menos fuerza de lo normal y no encuentras una razón lógica, posiblemente sea porque padezcas cansancio mental y tengas falta de energía.
  • Dolores de cabeza. Es lógico pensar que el continuo flujo de pensamiento, las 24 horas del día, acaban desembocando en un dolor de cabeza muy molesto.
  • Dolores musculares.La sensación de cansancio mental está íntimamente relacionada con la falta de energía. Se puede notar mayor pesadez en los músculos y, en general, que cuesta más trabajo hacer movimientos y mantenerse activo.

Pautas para gestionar el agotamiento mental

La solución más común para acabar con el cansancio mental es controlar los pensamientos y ser conscientes de que la mayoría de los problemas que vemos a nuestro alrededor, no lo son. Asimismo, la actividad física y el movimiento en general son muy importantes para mantenernos distraídos. Leer, ver una película, escuchar música, bailar o hacer ejercicio son actividades lúdicas que nos permiten mantener una buena higiene mental.

Además, la sensación de falta de energía y el agotamiento físico muchas veces está relacionado con este estado mental. Por ello, hay que actuar de forma contraria a lo que nos pide el cuerpo: si lo que nos apetece es estar tumbados sin hacer nada, lo que debemos hacer es cambiar el chip y empezar a movernos. De esta forma, el cansancio mental irá desapareciendo y nuestro cuerpo se irá activando poco a poco.

Realizar meditación o yoga también ayuda a mantener el equilibrio mente y cuerpo así como a eliminar el estrés. Por otro lado, la gestión del tiempo también es muy importante a la hora de combatir esta situación, ya que ayudará a nuestra cabeza a mantener en orden las prioridades. Además, es importante levantarse motivado por las mañanas así que ponte pequeñas metas diarias y notarás cómo tu mente estará mucho más activa.

Carmen Rosendo Vázquez Psicóloga de ALCER Giralda

BONO SOCIAL

¿Sabes qué es el actual Bono Social?

Es un descuento aplicable a su factura de la luz del que pueden beneficiarse algunas familias españolas dependiendo de sus condiciones.

El descuento puede ser desde un 25% hasta un 40% dependiendo de la situación en la que se encuentre la familia que lo solicita.

Para beneficiarse del Bono Social es imprescindible tener contratada la tarifa eléctrica PVPC (con o sin discriminación horaria) y una potencia igual o inferior a 10kW en la vivienda habitual.

Uno de los requisitos para acceder a él es que algún miembro de la unidad familiar tenga una discapacidad igual o superior al 33%.

Pero no es la única forma de acceder a él: se considera que son clientes vulnerables las personas que sean titulares de un contrato de tarifa regulada (PVPC) y cumplan al menos una de las siguientes 3 condiciones:

  1. Renta anual inferioro igual a los límites establecidos según el IPREM.
  2. Pensionistas con la pensión mínima: que el solicitante (o en caso de que haya unidad familiar, todos los miembros de la misma que tengan ingresos) perciba la pensión mínima (por jubilación o por incapacidad permanente). Además, si tiene otra fuente de ingresos aparte de la pensión su cuantía anual no puede superar los 500€.
  3. Familias numerosas: todas sin excepción.

¡NUEVO!

Debido a la actual crisis sanitaria provocada por la COVID-19, también pueden ser beneficiaros de este bono social las personas que se encuentren en las siguientes situaciones:

-Personas que actualmente estén desempleadas.

-Personas afectadas por un Expediente Temporal de Regulación (ERTE).

-Empresarios que hayan visto reducida su jornada.

Desde ALCER GIRALDA, podemos ayudarle a gestionarlo y solicitarlo. Para ello, póngase en contacto con el área de atención social y comprobaremos si puede acceder.

El trámite es muy sencillo ya que solo necesitaremos completar un formulario con sus datos y algunos documentos necesarios para presentar la solicitud.

TALLER DE PSICOLOGÍA: “Aprender a crecer y a soltar”

Tristemente, solo una pequeña parte de nosotros llega a ese momento vital tan álgido en el que se puede decir “he sido un buen caminante y he hecho mi camino al andar”.

Madurar significa entender que ha llegado ese punto de la vida en el que comprendes que no puede haber un amor más poderoso que el amor propio.

Por eso es tan importante comprender que cuando aprendemos no cambiamos, CRECEMOS. Y esto, lo aprenderemos en nuestro taller.

El taller se realizó por la Plataforma Zoom, el miércoles 24 de marzo de a las 17.00h y fue impartido por Carmen Rosendo Vázquez, Psicóloga Orientadora de ALCER Giralda.

TALLER DE NUTRICIÓN “Alimentación en  tratamiento de Diálisis”

Cuando empezamos el tratamiento de diálisis, la alimentación se convierte en una parte fundamental del mismo para poder estar saludable, pero ¿quieres saber qué debes de comer y poder así dar variedad a tu menú? ¿Quieres solucionar tus dudas sobre la alimentación que estás llevando? Ana Belén del Toro, nutricionista de ALCER Giralda, dio respuesta a estas preguntas, entre otras muchas, en este Taller que se llevó a cabo el pasado 25 de marzo.